Asesinos en serie clase A

En PodiumPodcast el 22 de Febrero de 2017, por PodiumPodcast
tedbundy

Advertimos que estos casos pueden herir su sensibilidad. Son casos reales, que ocurrieron de verdad, sangre líquida y brillante. Atrocidades que desearíamos que fueran ficción. Los miércoles son días para tener el estómago preparado. Nosotros seleccionamos cuatro historias legendarias. Otra cosa es que te atrevas a escucharlas seguidas y del tirón… 

Chikatilo

Una infancia marcada por la tragedia, traumas… parece que muchos asesinos comparten este tipo de rasgos. Para Andrei Romanovich Chikatilo, protagonista de este episodio, la muerte de su hermano supuso una gran lacra psicológica y tuvo miedo, durante años, de sufrir las mismas vejaciones que su hermano mayor. Un miedo que se transformó en una necesidad de disfrutar del dolor ajeno.

Era 1936 cuando nació Chikatilo en Ucrania, en plena época stalinista. El hambre y las muertes se sucedían a su alrededor. De pequeño sufrió acoso escolar, fue minando su dignidad y aumentando su timidez frente a las mujeres. Ya de adulto se convirtió en un padre y un marido ejemplar, incluso cariño, pero su asexualidad le tenía frustrado.

Se tituló en Lengua y Literatura Rusa, hasta llegar a convertirse en profesor. Para entonces, su atracción por los menores de edad había comenzado a brotar.

La periodista Mónica González Álvarez nos trae esta historia sobre Chikatilo: caníbal, necrófilo y descuartizador. Sus crímenes son varios pero las autoridades no sabían que él era el responsable de todos ellos.


Ted Bundy

Mónica González Álvarez analizaba a Ted Bundy en su novela ‘Las caras del mal’ (Ediciones Luciérnaga, 2015) un asesino en serie que acabó por convertirse en un fenómeno de masas y que ‘Negra y Criminal’ rescata en este episodio.

Un auténtico psicópata, elegante, pero abominable. El casanova del crimen, el Cary Grant juvenil. De pequeño, su familia le hizo creer que su madre era su hermana, y sus abuelos, sus padres. Lo que provocó múltiples secuelas infantiles. Era un niño introvertido y con tendencia a estar sólo.

Cuando empezó sus estudios de derecho se transformó en un tipo guapo, elegante, romántico… encantador. Resultó fácil conseguir a sus víctimas: chicas universitarias, estudiantes, morenas, de pelo liso y clase acomodada. Prácticamente calcos de su primera novia, Stephanie Brooks, aquella chica que le rompió el corazón y que desde entonces, había sembrado una obsesión en Bundy. El joven tenía dos caras: una afable y amable y otra en la que secuestraba a sus víctimas y las estrangulaba. Era un sádico y necrófilo.

Se le atribuyeron más de 100 asesinatos y, cuando lo arrestaron, Ted Bundy decidió ejercer como su propio abogado. Lo que engrandeció su perfil como estrella. En enero de 1989, fue ejecutado en la silla eléctrica. Fuera de los muros de la prisión la gente lo celebró con vítores.

Un relato guionizado por Sergi Moral y Mona Leon Siminiani. Con los actores: Pedro Moreno, Leticia Ramos, Adriana Navarro, Rocío León y José María Rueda. Y la colaboración especial de Ana Alonso, Carlos Cala, Julio López y Primitivo Rojas.

BTK

“Bind, Torture, Kill” : “Átalos, tortúralos, mátalos”, así firmaba Dennis L. Rader sus asesinatos, sus “proyectos”, como los llamaba. Mónica González Álvarez nos trae el caso de otro famoso asesino en serie.

Rader tenía un trabajo, una hija y, en definitiva, una vida acomodada. Pero esta tranquilidad dio un giro radical cuando a finales de 1973 fue despedido de su trabajo. Hasta el momento parecía comportarse como un ciudadano ejemplar pero toda aquella desilusión llevó a una fuerte transformación: Rader comenzó a asesinar para desahogarse. O al menos, eso es lo que él decía. Vagaba por las calles seleccionando sus víctimas, apuntaba sus rutinas, hacia un seguimiento minucioso de cada una de ellas: “cuanto más sabía de una persona, más confortable me encuentro con ella”, solía decir.

Dennis L. Rader acabó con la vida de 10 personas, siempre con el objetivo de  convertirse en el asesino en serie más famoso de Estados Unidos.

Jack el Destripador

Todo el mundo conoce el nombre de Jack el Destripador, pero, ¿sabemos realmente qué hizo para convertirse en uno de los asesinos más populares de la cultura popular?. Su fama ha dado lugar a todo tipo de cuentos y leyendas. Su popularidad es tal que existe una pseudociencia llamada “riperología” (del inglés, Jack The Ripper) que se encarga de estudiar a este personaje  y que cuenta con seguidores por todo el mundo.

Su identidad es desconocida, “el carnicero de Whitechapel”, le llaman. No se sabe si fue hombre o mujer, si fue uno o varios… Hay cientos de teorías sobre quién era Jack el Destripador. Jack cometió varios crímenes entre agosto y noviembre de 1888. Sus víctimas fueron cinco mujeres prostitutas. Su historia, adictiva, se convirtió en uno de los grandes misterios de la criminología mundial.

Es tan legendario que puede parecer un personaje de ficción. Pero no, está dentro de este bloque de casos reales de ‘Negra y Criminal’ porque Jack el Destripador existió.


El periodista y cineasta Óscar de Julián nos da la claves para saber más sobre esta fantástica historia. Dramatizado por Daniel Marín y con los actores: Irene Serrano, Héctor Checa, Emma Cifuentes, Carlos de Luna y Charo Soria, entre otros.