¿Pasarías la noche en alguno de estos lugares?

En El club del terror el 19 de Agosto de 2016, por PODIUM PODCAST

Son infinitas las leyendas que giran en torno a viejas casas donde sucedió algún crimen, psiquiátricos abandonados o bosques encantados. No sabemos cuánto hay de realidad y cuánto de fantasía, pero nosotros preferimos no ponernos a prueba. Preferimos seguir viendo películas de terror con la manta hasta los ojos que ser los protagonistas de alguna historia macabra. Pero si eres de los que no temen nada, te proponemos cuatro lugares donde pasarías la peor noche de tu vida, ¿estarías dispuesto?

 

Hospital Verge del Toro

Ssantastic/ Flickr
Ssantastic/ Flickr

 

Este hospital cerrado está en Menorca y se hizo famoso cuando la Guardia Civil rebeló los hechos que ocurrieron en el edificio durante una noche de octubre de 2007. Un guardia de seguridad vigilaba el edificio y escuchó ruidos en la quinta planta, pensó que se trataba de ladrones y llamó a la policía. Tras varias inspecciones dentro del edificio no encontraron nada. Salieron fuera y vieron como las luces se encendían y apagaban, así que volvieron a la quinta planta, esta vez con un perro policía. Al llegar el perro no quería avanzar, lloraba y gemía. Cuando consiguieron seguir buscando a los presuntos ladrones se dieron cuenta de que las camas de las habitaciones habían cambiado de posición y los armarios estaban abiertos. A lo lejos la figura de una mujer con un camisón blanco se asomaba tímida por una puerta. La policía pidió su identificación, pero la figura permanece inmóvil, mirándoles. Los guardias la piden de nuevo la identificación y ven como, ante sus ojos, la mujer desaparece sin dejar rastro alguno.

 

La Hacienda The Myrtles

Bogdan Oporowski
Bogdan Oporowski

 

En los hermosos campos de Louisiana, apartada, se encuentra la famosa Hacienda The Myrtles. Allí aseguran que hay, al menos, doce fantasmas que deambulan por la propiedad y que pertenecen a personas que murieron en la casa o sobre sus terrenos. Cuenta la leyenda que si miras al espejo que hay en el salón, puedes ver los espíritus de algunos de sus antiguos propietarios, que el piano suena aunque no haya nadie dentro de la casa o que se escuchan llantos de niños por las noches. El fantasma más conocido es el de una joven esclava llamada Chloe y que sufrió durante años los abusos de su amo. Para vengarse, la joven envenenó a la mujer y a los hijos del propietario de la casa. Cuando el resto de esclavos, se enteraron de la noticia, asesinaron a la joven. Los que se han atrevido a pasar allí una noche, dicen haber visto a Chloe pasear desolada por la casa, sin rumbo.

 

Museo Reina Sofía

Luis García /Wikipedia
Luis García /Wikipedia

 

El edificio que hoy ocupa el Museo Reina Sofía albergó durante cientos de años un hospital. Durante las diversas obras de rehabilitación a las que ha sido sometido, se han encontrado numerosos restos humanos. Parece ser que se utilizaban algunas zonas del hospital como fosas comunes para los enfermos que morían allí. Además, durante una de las más recientes obras, se encontraron los cadáveres momificados de tres monjas, en lo que fue la antigua capilla del hospital. Los vigilantes del museo se han quejado en numerosas ocasiones de que, durante la noche, se escuchan extraños ruidos, gritos, como los ascensores suben y bajan solos o las puertas se abren y cierran.

 

Loftus Hall

Wikimedia Commons
Wikimedia Commons

 

Este viejo palacete irlandés oculta tras sus muros una historia de demonios y fantasmas. Cuenta su historia que en el siglo XVIII la familia Loftus prestó la casa a su amigo Charles Tottenham para que viviera allí una temporada. El caballero estaba acompañado de su esposa y su hija adolescente Anne. Un día de tormenta, un joven marinero apareció en las puertas de la mansión pidiendo cobijo y comida mientras durara el temporal. La familia acogió al hombre de buen grado, le invitó a la cena y Anne le propuso jugar una partida de cartas cuando terminaron. Mientras jugaban, Anne se percató horrorizada de que el joven marinero tenía pezuñas en lugar de pies. Se encontraba ante el mismo diablo. De pronto, aquel extraño salió disparado hacia las alturas atravesando las paredes de la casa y dejando un enorme agujero en el techo del comedor. Tras aquellos hechos, Anne cayó gravemente enferma, no quería comer ni salir de una de las salas de la casa. Murió al poco tiempo. Desde entonces se dice que una joven pasea por las habitaciones del palacete.

La mansión donde ocurrió esta historia fue derruida y, en su lugar, se construyó la nueva casa, pero el espíritu de Anne sigue caminando perdido por los pasillos de Loftus Hall.

Atrévete a visitar ‘La casa de los tres fantasmas’ aquí:

Escuchar episodioT01E10 - Ficción - 16:37

Suscríbete a este programa