Le llamaban padre

Esta historia ocurre en Lleida, en un pequeño pueblo llamado Castelldans. Carles Porta es periodista y durante dos años ha estado investigando uno de los casos de pederastia mejor documentados del mundo. Una historia de abusos, de víctimas y verdugos muy sutiles. De padres e hijos.

Hay una sentencia, pero también muchas dudas sin despejar. Una especialmente: ¿cómo fue posible que se repitiese el crimen durante 17 años sin que nadie detectase nada?

A lo largo de los episodios que componen este reportaje escucharemos hablar al pederasta, a sus víctimas y al policía que destapó el caso.