Lo conocí en un Corpus

La historia de Ana Orantes, la mujer que acudió a Canal Sur a denunciar que su marido la maltrataba y que fue asesinada trece días después, ha sido contada muchas veces. Tantas, que su muerte ha devorado a la propia Ana. Su nombre solo va acompañado del término “violencia de género”, es el apellido de un suceso de la España negra.

No existe la Ana niña que nació en una de las calles más emblemáticas de Granada, ni la Ana adolescente y coqueta que se cosía su propia ropa. Este trabajo de investigación pretende reconstruir la vida de una mujer, de principio a fin. Es un homenaje a quien fue, también a sus hijos; es un ajuste de cuentas con la memoria; es una retrospectiva para ver qué ha cambiado política y socialmente ahora que se cumplen veinte años de su asesinato.