El día que conocí a Bastenier

En Referentes el 3 de Mayo de 2017, por MARÍA JESÚS ESPINOSA DE LOS MONTEROS
02_ep3_referentes_1200x630

Conocí a Miguel Ángel Bastenier hace apenas unos meses, cuando le invité al podcast cultural, Los búfalos nocturnos, que realizamos en Podium en colaboración con Babelia y la sección de Cultura de El País. Vino con Juan Cruz para hablar del último libro de Gay Talese –El motel del voyeur– que, por cierto, le había disgustado un poco. Según el maestro Bastenier, Talese se había acercado demasiado al morbo y se había alejado en exceso de la información y la rigurosidad. “¿Por qué lo habrá publicado? ¿Qué necesidad de terminar así su carrera?”, se preguntaba con rostro de enfado Miguel Ángel. En aquella conversación entre Juan y Miguel Ángel percibí una enorme intimidad y complicidad entre estos dos periodistas. Se halagaban con las misma fruición con la que se tiraban pullas. Juan le reprochaba en broma a Miguel Ángel que no sabía leer, éste le replicaba diciendo que sólo leía a autores muertos. Miguel Ángel andaba cansado y Juan se ofrecía como muleta, como apoyo constante. No era fácil sacarlo de casa y Juan lo consiguió. Lo hizo, además, para participar en un podcast, un formato relativamente nuevo del periodismo que Miguel Ángel elogiaba.

 

 

Tiempo después llegó la posibilidad de que aquellos dos grandes repitieran. Una conversación que tenía a Bastenier como centro, como figura en la que mirarse, como compañero, como profesional, como maestro. Juan preguntaba como suele hacerlo, casi como si mordiera. Pero despacito. Y Miguel Ángel le daba la razón y asentía. Yo estaba en un rinconcito de aquel estudio, mirando a aquellos dos titanes del periodismo, tomando notas, riendo, disfrutando de un oficio que es más bien un regalo.

 

 

Bastenier habló de los crucigramas, de su padre, de sus entrevistas y referentes, de la Guerra de Corea, de sus anhelos, de sus recuerdos, de sus jefes y sus alumnos. De su periódico. Uno que amaba con fuerzas, aunque no estaba sobrado de ellas. Y de él hablaron Vicente Jiménez, Belén Cebrián, Lluís Bassets, Bernardo Marín, Joaquín Estefanía y su esposa Pepa Roma. Juan me propuso titular al podcast en cuestión Bastenier, el penúltimo periodista. A mí me pareció certero.

El día 17 de abril de 2017 publicamos en Podium el episodio 3 de Referentes, un podcast que reivindica el arte de la conversación y de la escucha. Nadie sabía que aquella sería su última entrevista, una suerte de legado. Allí, durante una hora y quince minutos, podrá el oyente reír, emocionarse, aprender, fruncir el ceño o estar de acuerdo. Podrá, en cualquier caso, percibir la brillantez e inteligencia que acompañó a Bastenier hasta los últimos momentos de su vida.

 

Suscríbete a este programa