Patrocinado por

AHD 72 – De pelazos, congas y sueños

Escuchar episodioT01E36 - Entretenimiento - 01:09:16

Hablemos de gatos. Existen gatos que están tristes y azules, existen aristogatos y existe un señor don Gato que está metido en una caja de otro señor cuyo nombre no pondremos aquí para no tener que buscar cómo se escribe. Pero poco se habla de los gatos que salen de una tarta, y a ese gato, el gato cumpleañero, sólo podréis conocerlo aquí, en AQUÍ HAY DRAGONES. Por culpa de Javier Cansado. Creador de conceptos.

Cansado nos trae una sección que (podemos decirlo sin temor) se convertirá en inolvidable para algunos, que serán los que le entiendan, como siempre. Ojo, que él es sólo la mente en la sombra (acariciando un gato en su despacho), la sección la presenta otra persona que… Nos hemos perdido. Claro.

Juan Gómez-Jurado trae burros, ratones, hombres, como en aquella novela de Steinbeck que era igual en todo, menos en lo de los burros, y en lo de la trama, y en lo de que eso era una novela, y esto no, aunque un poco sí. Se parece en lo de los ratones y los hombres, así que lo mismo aprovechamos y seguimos hablando de gatos.

Y llega Rodrigo Cortés, quien, para variar, nos cambia el ritmo del discurso y hace que nos replanteemos el sentido de este texto, porque no vemos forma de hablar de gatos en su sección. Aunque, como la sección va de música (buena), podemos colar a los Trotamúsicos, que tenían uno. Por soñar que no quede…

Todo acaba cuando Arturo decide mirar si hay un gato no en su caja (una caja que nosotros sabemos), y, adivina: ¡también para averiguarlo tendrás que escuchar el programa! Así que ya sabes, prepárate, dale al play, maúlla bien alto, porque… ¡AQUÍ HAY
DRAGONES!

©De las ilustraciones: Tomás Hijo, 2020

Más episodios

AHD 122 – De hermanos, consultas y primos

A lo mejor no lo sabíais, pero no hay nada que le guste más a un dragón que merendar. Los dragones muchas veces comen sin hambre para, llegada la hora, poder untar nocilla a gusto, con la conciencia tranquila. Meriendan sentados, sin prisa, deleitándose, y luego vuelven a sus tareas de dragón con la sensación de que han detenido el tiempo y, así, adquirido nuevo poder. No te vamos a pedir que escuches este programa mientras meriendas, pero sí que te lo meriendes y, cual dragón hambriento, conozcas el poder de apagar el mundo con sólo darle al play. Porque... ¡Aquí hay dragones!

T01E61 - Entretenimiento - 01:16:33

AHD 120 – De colinas, exabruptos y limones

Una hora y trece minutos de vuelo es, para el dragón medio, un paseo. Salvo que le toque esquivar flechas, insultos y limonazos arrojados por una caterva de gente sensata que no quiera que sea dragón, que se oponga a que vuele y le exija que renuncie a sus alas y camine como los demás. Que es lo que tiene que hacer.

T01E60 - Entretenimiento - 01:11:54