Patrocinado por

AHD 74 – De retratos, pancracios y razas

Escuchar episodioT01E37 - Entretenimiento - 01:10:48

Jamás tendríamos la poca vergüenza de afirmar que estás a punto de escuchar uno de los mejores programas de la historia de los programas escuchables, nosotros somos de natural sencillo, ralo, y sólo diremos que nos gusta mucho a nosotros (claro, que eso lo podríamos decir de todos los que hacemos, porque no tenemos abuela; alguno de nosotros, ni siquiera padres).

El programa empieza con Rodrigo Cortés hablando del peligro de muerte y de los milagros. Creemos. Concretamente, habla de una película protagonizada por un cadáver. Una película que estuvo a punto de morir mil veces y que consiguió existir de milagro y, por si fuera poco, convertirse en una de esas películas que tienes que ver sí o sí.

Después llega Morituri, o sea, Juan Gómez-Jurado. ¿Recuerdas aquel mítico discurso final de «El Gran Dictador», de Chaplin? Te acuerdas de con qué frase comenzaba? Pues el tema de Juan no va de Chaplin, pero sí va de esa frase que, si no recuerdas tú, no te vamos a recordar aquí, porque tienes Google para algo.

El programa termina con Javier Cansado haciendo examen de conciencia (con recuperación incluida) de una sección de programas anteriores que, por lo que sea, no le acabó de quedar redondita del todo, dice él. ¿Lo conseguirá esta vez? ¿Pedirá ayuda a Savoy? Si piensas que te lo vamos a contar es que aún no has entendido que leer este texto no sirve para nada.

Pon tus orejas en aislamiento preventivo, dale al play y resuelve cada una de estas dudas de una vez, porque… ¡¡¡¡AQUÍ HAY DRAGONES!!!

©De las ilustraciones: Tomás Hijo, 2020

Más episodios

AHD 122 – De hermanos, consultas y primos

A lo mejor no lo sabíais, pero no hay nada que le guste más a un dragón que merendar. Los dragones muchas veces comen sin hambre para, llegada la hora, poder untar nocilla a gusto, con la conciencia tranquila. Meriendan sentados, sin prisa, deleitándose, y luego vuelven a sus tareas de dragón con la sensación de que han detenido el tiempo y, así, adquirido nuevo poder. No te vamos a pedir que escuches este programa mientras meriendas, pero sí que te lo meriendes y, cual dragón hambriento, conozcas el poder de apagar el mundo con sólo darle al play. Porque... ¡Aquí hay dragones!

T01E61 - Entretenimiento - 01:16:33

AHD 120 – De colinas, exabruptos y limones

Una hora y trece minutos de vuelo es, para el dragón medio, un paseo. Salvo que le toque esquivar flechas, insultos y limonazos arrojados por una caterva de gente sensata que no quiera que sea dragón, que se oponga a que vuele y le exija que renuncie a sus alas y camine como los demás. Que es lo que tiene que hacer.

T01E60 - Entretenimiento - 01:11:54