AHD56 – Del anís, París y Brad Pitt

Escuchar episodioT01E28 - Entretenimiento - 01:14:51

29 octubre, 2019

Vuela este dragón para tus orejas, prepáralas para el aterrizaje de la charla porque venimos con cosas, unas de un cariz y otras de otro, pero que se pueden definir valientemente como cosas.

Empiezan estas cosas con una duda frutal de Javier Cansado que despierta el debate de los demás sobre algo parecido a lo del rábano por las hojas, casi, parecido. Al final se llegan a tremendas conclusiones, verdades absolutas y tajantes resoluciones… ¡Nah! En este programa no somos de eso.

Tras una durísima contienda de “Piedra, Papel o Tijera”, Juan Gómez-Jurado se echa a la espalda un reto que él mismo se planteó en anteriores programas: Hilar la historia del primo de Billy Millin con cierto atraco en un banco de Barcelona. La sección se transforma en un thriller en su mejor estilo literario, al menos hasta que el resto empieza a intervenir y la cosa pasa de Oceans Eleven a Atraco a las tres.

Luego viene Javier Cansado y nos pregunta si tendríamos que alegrarnos. Para ayudarnos responder a esta pregunta Javi trae un contenido que nos gustaría desgranar aquí en todos sus matices, en cada una de sus imbricados giros, en sus múltiples enseñanzas… Pero, para ello, tendríamos que escucharla otra vez a ver si la pillamos.

Rodrigo Cortés, afortunadamente, sí trae un tema de planteamiento y desarrollo claro, cristalino, ordenado y limpito. Te advertimos que, con un poco de sensibilidad que tengas (la justa para apreciar una foto de gatitos y darle like bastaría) su sección tiene momentos en los que la piel de tu brazo se va convertir en una carretera llena de baches.

Ponte las orejas en los cascos, dale al play y disfruta de este programa, porque ya que lo escuchas, qué menos que disfrutarlo. Vamos al lío que ¡Aquí hay dragones!

©De las ilustraciones: Tomás Hijo, 2019

Más episodios

AHD76 – De espías, mandíbulas y siestas

Cuando hace unas semanas (el día 3 de marzo) grabamos este programa, no sabíamos cosas sobre los dragones que hoy sabemos. Parece ser que el buen dragón, el fetén, el de pata negra, es muy capaz de esconderse en su guarida durante días si descubre que la amenaza de fuera es grande; aprovisiona su cueva y espera pacientemente a que el enemigo se debilite o se agote de andar merodeando por los alrededores sin encontrar alimento. Cuando siente que el riesgo decae (el dragón fetén es listo), sale de su gruta y acaba con el enemigo con un soplido de fuego.

T01E38 - Entretenimiento - 01:11:37

AHD 74 – De retratos, pancracios y razas

Jamás tendríamos la poca vergüenza de afirmar que estás a punto de escuchar uno de los mejores programas de la historia de los programas escuchables, nosotros somos de natural sencillo, ralo, y sólo diremos que nos gusta mucho a nosotros (claro, que eso lo podríamos decir de todos los que hacemos, porque no tenemos abuela; alguno de nosotros, ni siquiera padres).

T01E37 - Entretenimiento - 01:10:48