En ‘Cacharradas’ cumplimos dos años, y queremos contarte cómo hacemos el podcast

En Cacharradas el 26 de Febrero de 2020, por Íñigo Sastre

Era un día cualquiera en la redacción de la Cadena SER en septiembre de 2016. Por aquel entonces yo trabajaba con las webs locales de la emisora y David acababa de entrar como redactor en la web. Entre nuestras habituales charlas de media mañana siempre estaban los cacharros. Es decir, la tecnología, los nuevos lanzamientos y sus cosas. Y así, sin pensarlo demasiado, se nos ocurrió una idea bastante loca. ¿Por qué no hacemos un programa de tecnología? Se llamaría ‘Cacharradas’, porque hablaríamos de cacharros.

La verdad es que esa idea loca no fue más que eso, una idea. Aún no sabíamos nada de que se estaba gestando Podium Podcast en la casa y las oportunidades que ello nos abriría. Tampoco sabíamos que en catalán ‘charradas’ significaba, precisamente, ‘charlas’. Tampoco me acordaba de que con 15 años hice un podcast y que aquel mundillo me podía gustar tantísimo. Hasta que empecé a escuchar de lo que eran capaces mis compañeras de Podium.

Hoy, 26 de febrero de 2020, ‘Cacharradas’ cumple nada más y nada menos que dos años. Aquel primer episodio, Delitos que cometes en Internet sin saberlo, era ya en sí un anticipo de hasta qué nivel queríamos llevar la narrativa y la postproducción a ‘Cacharradas’.

Y hoy, dos años más tarde, ya no es una idea loca. Es una realidad con mucho trabajo, evolución y cambios por el camino. Por eso quiero arrancar una serie de posts para contaros cómo se hace un podcast como el nuestro. ¿Me dejáis?

Empezamos, hoy, por los guiones. Y más adelante hablaremos de la postproducción, de lo que esconden los cierres del programa, y de cómo conocimos a Roxy por sus imitaciones.

El proceso creativo de un guion

El proceso de cada capítulo no tiene mucho misterio: mucho trabajo y estar constantemente informados de lo que ocurre en el mundo de la tecnología. Como somos un podcast que se publica cada dos semanas, y tenemos que confeccionarlos con mucha antelación, preferimos no ir muy pegados a la actualidad y buscar una lectura mucho más pausada de lo que ocurre. Porque la tecnología es mucho más que un conjunto de megapips y gigapips. Es un concepto que ha cambiado por completo nuestras vidas y que aspira a seguir haciéndolo durante las próximas décadas.

Al inicio de cada temporada, nos sentamos para ver qué temas podemos tratar. Estos variarán según la actualidad informativa, por lo que siempre dejamos algunos huecos. Una vez tenemos nuestro calendario listo, nos juntamos cada semana para trabajar.

¿En qué nos fijamos?

  • Eventos de tecnología, como el CES de Las Vegas.
  • Tendencias de consumo.
  • Calendario de presentación de nuevos dispositivos de las diferentes marcas.

Primero, hacemos los guiones. De eso se encarga David, mayoritariamente. Cuando ya los hemos leído y hecho las modificaciones oportunas, fijamos una fecha para grabar, hacemos el tronco del episodio y agendamos el resto de entrevistas que podamos tener. Después, llega mi turno: hacer la magia con el audio. Solemos tener demasiadas piezas, muy desperdigadas a veces, y decenas de tomas para cada escena ficcionada. De eso hablaremos otro día.

El paso del podcast informativo a narrativo

Desde hace ya varios meses, principalmente desde la incorporación de Roxy, los episodios han pasado de ser más informativos (con los titulares de la semana) a narrar historias que derivan en temas concretos relacionados con la tecnología. Desde David, Roxy e Íñigo tratando de completar una Escape Room para hablar sobre la tecnología en el interior de las mismas hasta los vales para comprar tecnología barata en Asia y hablar sobre la calidad de los mismos.

Es decir, Cacharradas es ahora un podcast que fusiona ficción, humor y actualidad para ofrecer un producto fresco y novedoso.

¿Y cómo salen las ideas?

Tenemos ya los ingredientes: un calendario orientativo, los hechos que marcan la actualidad… ¿Y ahora qué? Según nos cuenta David, se sienta en el baño y la magia brota. También tiende a consultar con la almohada, pero parece un don innato. Cada vez que nos surge alguna duda tecnológica, o vemos un tema que pueda ser de nuestro interés, David crea historias en torno al mismo. ¿Recordáis el episodio en el que nos preguntamos hasta qué punto nos escuchaban nuestros altavoces? Pues surgió a partir de una serie de anuncios que nos salieron en Amazon que nos mosquearon bastante.

¿Y qué hay sobre los invitados e invitadas? También es cosas de David. Desde que Lorena Fernández nos hablara sobre los techos de cristal en la primera temporada, intentamos invitar al mayor número de tecnólogas posible para equilibrar la balanza. Queremos dar voz a las mujeres y demostrar que también saben (y mucho) sobre tecnología. Así nos lo han demostrado invitadas como Paloma Llaneza, Mar Abad, Sandra Uve o Érika García, entre otras. Hay nivel (y mucho).

Fábrica de actores

De hecho, nuestros invitados e invitadas llegan incluso a participar en nuestros particulares teatrillos. ¿Recordáis a Guillem Caballé y a Antonio Cobos convirtiéndose en personajes de nuestro primer episodio relacionado con la tecnología del pasado? Algunos tienen auténticas dotes interpretativas. Pero vamos, que tenemos ideas para muchas temporadas más. De hecho, David tiene una ruleta que, en caso de que no haya nada que contar, habla por él. Una ruleta que, al hacerla girar, puede inventarse móviles o incluso enfermedades relacionadas con el uso indiscriminado de teléfonos móviles.

Suscríbete a este programa