La nota roja y los caníbales mexicanos

Escuchar episodioT01E04 - Divulgación - 01:36:42

31 marzo, 2021

Juan Carlos Hernández, el monstruo de Ecatepec, José Luis Calva, el caníbal de la Guerrero, José de Jesús López, el monstruo de Tecámac, Gilberto Ortega, el caníbal de Chiguagua, Gumaro de Dios Arias, el caníbal de Playa del Carmen… Cada uno de estos han sido protagonistas de la nota roja en México por asesinos, a los que la prensa también tildó de antropófagos, pero ¿lo fueron todos? No. La urgencia en el relato y la necesidad de copar más público ávido de crónica negra hace que, más allá de las imprecisiones en la información, se falsee en ocasiones. De este modo, también se construye una leyenda que disipa la realidad, mucho más mediocre, de estos criminales.

Vamos a repasar sus biografías y a descubrir quién sí y quién no probó la carne de sus víctimas.

Más episodios

José María Macià, el parricida de Elche

Como pasa tantas veces, el asesino era un hombre apreciado por sus vecinos y conocidos, amable y cordial, cabeza de una familia joven y preciosa: su mujer, Tere Susi, de quien no se había separado desde que se conocieron con quince años, y sus dos hijos, José María, de seis años, y Vicente, de dos. Pero, como también pasa tantas veces, nadie conocía la trastienda. José María Macià arrastraba una terrible adicción al alcohol, a la cocaína y al juego desde hacía más de una década. Su matrimonio pendía de un hilo, pese a que nadie había sido mayor apoyo para ayudarle a salir de aquel viaje autodestructivo que su esposa. Había agotado todas sus oportunidades y, sin embargo, volvió a sucumbir a la tentación por una noche de farra. José María ya no quería más obstáculos. Así que esa noche, subió hasta su vivienda, golpeó con una maza en la cabeza a su mujer e hijos, cogió dinero y continuó la fiesta en un club de alterne.

T01E03 - Divulgación - 01:23:33

Inocencia robada

El abuso y la explotación sexual de menores son dos de los crímenes más execrables que puede cometer una persona, por eso constituyen unos de los delitos más perseguidos y duramente castigados en nuestro Código Penal; no solo se castiga la agresión, sino también la producción y el consumo de pornografía con niños y adolescentes como protagonistas.

T01E02 - Divulgación - 01:41:05