Tema 10.2. Carlismo: ámbito geográfico, ideario y apoyos sociales

Escuchar episodioT01E32 - Divulgación - 07:02

En 1713 Felipe V aprobó la ley Sálica, que prohibía reinar a las mujeres. En 1789 las cortes de Carlos IV votaron su derogación; sin embargo, no fue promulgada. En 1830, el rey Fernando VII promulgó esa derogación, llamada la pragmática sanción.

Así, en 1833, a la muerte del Rey, su hija Isabel fue nombrada sucesora. Desde ese momento, el hermano del Rey reclamó su derecho al trono. Así empezó la guerra entre el bando carlista e isabelino. Guerra que no solo fue dinástica, sino también ideológica, con tintes religiosos y territoriales.

 Los carlistas defendían el absolutismo y un catolicismo intransigente, mientras los partidarios de Isabel apoyaban el liberalismo y concepto más abierto de la religión.

Historia de España para Selectividad | Juan Jesús Pleguezuelos | Podium Podcast

Más episodios

Tema 16.4. Evolución de la dictadura de Primo de Rivera

Primo de Rivera presentó su régimen como uno de transición en el que se acabarían con los males de la Restauración. Se veía como el “cirujano de hierro” del que hablaba Joaquín Costa. Su régimen tiene dos periodos: directorio militar y civil. Durante su régimen destaca la represión de libertades y persecución de la persecución, la construcción de un estado a semejanza de la Italia de Mussolini, destacando la creación del partido único Unión Patriótica y la Asamblea Nacional Consultiva y por último un periodo de prosperidad económica

T02E54 - Divulgación - 14:32