Tema 10.2. Carlismo: ámbito geográfico, ideario y apoyos sociales

Escuchar episodioT01E32 - Divulgación - 07:02

En 1713 Felipe V aprobó la ley Sálica, que prohibía reinar a las mujeres. En 1789 las cortes de Carlos IV votaron su derogación; sin embargo, no fue promulgada. En 1830, el rey Fernando VII promulgó esa derogación, llamada la pragmática sanción.

Así, en 1833, a la muerte del Rey, su hija Isabel fue nombrada sucesora. Desde ese momento, el hermano del Rey reclamó su derecho al trono. Así empezó la guerra entre el bando carlista e isabelino. Guerra que no solo fue dinástica, sino también ideológica, con tintes religiosos y territoriales.

 Los carlistas defendían el absolutismo y un catolicismo intransigente, mientras los partidarios de Isabel apoyaban el liberalismo y concepto más abierto de la religión.

Historia de España para Selectividad | Juan Jesús Pleguezuelos | Podium Podcast

Más episodios

Características de la Constitución de 1931

La Constitución de 1931 reflejaba los valores progresistas de la Cámara de diputados. En el documento se especifica la aconfesionalidad del estado, se recogen derechos individuales y hay un fuerte contenido social. En esta constitución se recoge por primera vez el derecho al voto a la mujer, y se le prohíben a las órdenes religiosas dedicarse a la enseñanza, cuestión esta que causó una gran controversia.

T02E71 - Divulgación - 09:13

Tema 16.5. Evolución demográfica en el primer tercio del siglo XX

A comienzos del siglo XX España vive la Transición demográfica, lo que provoca un fuerte aumento poblacional. Esto se debe sobre todo a la ausencia de mortalidades catastróficas. Si bien ya había empezado este proceso en el siglo XX, se acelera durante este periodo. También cabe destacar que ese crecimiento será desigual en favor de la periferia peninsular y las regiones industriales.

T02E70 - Divulgación - 11:06