Enrique VIII, el hombre que fundó su propia iglesia para poder divorciarse

Escuchar episodioT05E94 - Entretenimiento - 18:37

5 julio, 2018

Cuando Enrique VIII llegó al poder su cintura era de 87 centímetros, unos años después esa medida aumentó hasta los 137 centímetros. Llegó incluso a tener llagas en los pliegues de las piernas, tuvo una lesión y se dejó ir. Sin embargo no es famoso por eso, Enrique es célebre en los libros de historia por su largo historial de divorcios. Tanto le gustaba divorciarse que se hartó de la iglesia católica y terminó fundando su propia escisión que le permitía divorciarse tantas veces como quisiera. Tuvo barra libre de divorcios… y de alguna cosa más. Víctor Lloret nos acerca a este personajazo tan ilustre.

Enrique VIII, uno de los reyes más famosos del medievo... casi siempre por sus aventuras en temas extraparlamentarios. GETTY

Más episodios