No es mi culpa

Hemos hablado de manejar nuestras emociones y de ser conscientes de lo que sentimos. Estamos aprendiendo a no descargar en el otro lo que siento, porque no soluciona nada. Debemos hacernos cargo de nuestras emociones…Pero, ¿qué pasa con las emociones de mi pareja? ¿Me estoy haciendo cargo de ellas también?Invité a mi amiga Carolina Arango, con quien ya hemos compartido en otros episodios, para que hablemos de esto… ¿Será mi responsabilidad las emociones del otro?Y recuerda: no te aguantes, ni te divorcies… ¡Hay otro camino!

Todos somos igual de importantes

Para nadie es un secreto que la mujer siempre ha sido el personaje menos valorado en el hogar. Históricamente el hombre era la persona a la que más se cuidaba en casa. Y ahora parece que eso esta cambiando… pero creo que se está desviando nuestra atención a los hijos y el bebé… ¿y para cuándo la mujer? Pero entonces… ¿debemos ser nosotras más importantes? Creo que es tiempo de dejar de vivir creyendo que en casa hay alguien más importante, y debemos aprender a hacer equipo. Debemos aprender a que todos somos goleadores en diferentes partidos, y la familia debe ser el equipo… ¿Cómo es esto? Acompáñame en este episodio y te explico…Y recuerda: no te aguantes, ni te divorcies… ¡hay otro camino!

Repite después de mi: “Yo me comprometo”

Cuantas veces esperamos cambios en nosotras, pero no hacemos un gran esfuerzo para que sucedan… Siempre creemos que se trata de que mi pareja cambie primero. Hasta le pedimos a Dios en oración que nos cambie, como si fuéramos títeres en sus manos.En este episodio te cuento algo que nos pasó con nuestras hijas que nos hizo entender lo importante de mi compromiso a cambiar mi carácter.Muchas gracias por estar aquí en Hablemos de ser esposas.

Perdí a la persona más importante

¿Quién debe ser la persona mas importante en mi vida?Tal vez sepamos en teoría que debo ser yo misma… pero y en la vida real, ¿lo somos?¿No será egoísmo esto de ser yo la más importante?En este episodio me acompaña de nuevo Carolina Arango, quien nos va a enseñar muchas cosas, y entre esas, a no perdernos por querer agradar al esposo, y luego sentir que si él no hace lo mismo, es porque nuestro amor no es correspondido.Gracias por estar aquí y hacer parte de Hablemos de ser esposas.

Domina tu lengua

Mira que pequeña que es la lengua, y cuanto mal o bien puede hacer ¿Qué tan conscientes somos de lo que hablamos? ¿Somos nosotras quienes manejamos nuestra lengua, o ella se maneja sola?. Acompáñame a analizar como hablamos de otras mujeres, de nosotras mismas, de nuestros hijos, y del tema que nos compete aquí: la pareja.Y recuerda: no te aguantes, ni te divorcies… ¡Hay otro camino!

¿Para qué me casé?

Vivir un matrimonio sin propósitos, es como andar en un carro sin tener una meta de llegada. Hice un post en Instagram, preguntando ¿Cuál es el propósito de tu matrimonio? Y el 95% de las casadas ahí, no lo sabían… jamás se lo habían preguntado.Me pidieron que les dé ejemplos de propósitos en mi relación, así que aquí encontrarás algunos ejemplos. Además, que intento explicarte la diferencia de propósito y expectativa. Espero que encuentres pronto tu propósito como mujer y el propósito de tu relación, solo así podrás salir adelante en tu relación y no sufrir en los momentos de crisis donde surge la pregunta: ¿para qué me casé?Y recuerda: no te aguantes, ni te divorcies… ¡Hay otro camino!

Límites con los suegros

¿Qué pasa si los suegros se meten en la educación de nuestros hijos? ¿Será que a mi esposo le molesta lo que hace mi mamá, así como a mí me molesta lo que hace mi suegra? ¿Cómo aprendemos a llevarnos bien, si desde el principio no les caímos bien a los suegros? Estas y otras preguntas estuvimos conversando con mi amiga “La Chechi”.Acompáñanos en esta charla de amigas, donde te vamos a contar qué hemos hecho nosotras que nos ha dado resultado. Tal vez te pueda servir…Y recuerda: No te aguantes, ni te divorcies… ¡Hay otro camino!

Un matrimonio de disparates

Normalmente, cuando las mujeres cuentan cómo fue el día de su boda, tienen lindos recuerdos… yo no. Y no por culpa del novio, sino porque parecía un programa de humor, donde planean que todo le salga mal al protagonista…Una amiga del colegio siempre decía: “lo que empieza bien, termina mal, y lo que empieza mal, termina peor.” Si esa frase fuera aplicada a mi matrimonio, con la boda tan accidentada que tuvimos, no estaríamos hoy juntos.Pero en el camino de la relación, descubrí que podemos usar las adversidades como combustible para salir adelante.Acompáñame y te cuento, cuáles eran y son esas adversidades en mi relación, mientras tú vas reflexionando en las adversidades que tienes con tu pareja.Gracias por estar aquí en 'Hablemos de ser esposas'.

Hasta que el ronquido nos separe

¿Qué hago si después de más de 20 años de convivencia, mi esposo, que nunca roncó, comienza de repente a roncar?Llevo varios meses en los que no he podido dormir bien en la noche, no porque mis hijas me despierten, sino porque mi esposo me despierta con unos sonidos extraterrestres…Normalmente te cuento de asuntos resueltos… bueno, pues aquí uno sin resolver…¿qué puedo hacer? Yo estoy en esta situación. ¿y tú? ¿qué está haciendo tu esposo que es molesto para ti, y lo estás tratando de ignorar? ¿Cómo lo vamos a solucionar? ¿será este el fin de la relación?En este episodio se pone a prueba en mi vida, el lema de Hablemos de ser esposas que dice: No te aguantes, ni te divorcies… ¡hay otro camino!

Inteligencia emocional

Hoy tengo una invitada muy especial a la cual te invito a seguir en Instagram, ya que su contenido es muy útil para las mujeres y para nosotras, mujeres que tenemos una relación.Ella se llama Carolina Arango y su cuenta es @soycarolinaarango. En esta oportunidad vamos a hablar sobre la importancia de la inteligencia emocional. Las dos estamos de acuerdo en que debería ser la principal materia enseñada en los colegios. Pero como eso aun no sucede, podemos no solo enseñarlo en casa, sino sobre todo, aprender a hacerlo nosotras, como mamás, esposas y mujeres.Estoy segura de que aprenderás mucho de esta mujer. Y recuerda: no te aguantes, ni te divorcies… ¡hay otro camino!

Sobre el podcast

Espacio creado para hablar de mujer a mujer, entre las que compartimos la experiencia
de vivir en pareja. Las mujeres amamos hablar entre nosotras, y compartir experiencias parecidas a las nuestras. Encontramos información acerca de conquistar a un hombre, organizar bodas, ser buenas mamás y luego divorciarse… ¿te das cuenta del salto?

Queremos ser exitosas en nuestro matrimonio al igual que en todas las áreas de nuestra vida, pero tenemos pocas herramientas para superar los obstáculos que se nos presentan en esta aventura de ser esposa. 

En este espacio  descubriremos que no estamos solas, que los problemas que yo tengo con mi esposo los tienen también todas las demás. Y que existen muchas maneras de resolverlo. Y juntas nos podemos ayudar.