Episodio 3. El niño de la Play, periodismo y el sueño italiano

Podium

Pablo regresa a Huelva, donde es contratado como secretario técnico. Es su primera gran responsabilidad en el fútbol y le llega antes de cumplir los 23. Al mismo tiempo, coquetea con los medios de comunicación. Josep Pedrerol le da una oportunidad como comentarista de fútbol internacional en Punto Radio y después se la ofrece Axel Torres en Radio Marca.

Su primer equipo favorito fue el AC Milan. Siempre lo elegía cuando jugaba al PC Calcio con su amigo de la infancia Pedro Iriondo. Y es la Serie A, en concreto el Atalanta de Bérgamo, su siguiente destino.

Más episodios

Episodio 4. La universidad italiana y la conexión Valencia-Marsella vía Gotemburgo

El Calcio es su particular “universidad futbolística”. Después del Atalanta, llega el Sassuolo y luego la todopoderosa Juventus de Turín, donde se convierte en jefe de ojeadores. De ahí salta al Valencia CF y posteriormente al Olympique de Marsella, como director deportivo. Allí, tan solo seis meses después, el dueño del club le ofrece ser presidente. Pablo no duda.   

Episodio 2. Marcelino, maletas y primeros fichajes

Trabajando en la agencia de Eugenio Botas crea un vínculo con uno de sus representados, Marcelino García. El entrenador acaba de ascender con el Recreativo de Huelva y necesita jugadores buenos y baratos para afrontar el reto de la Primera División. Pablo viaja con tres maletas llenas de DVD para mostrarle candidatos. Lo que iba a ser una estancia de pocos días se convierte en una convivencia de varias semanas.  A esta colaboración le sucede otra con Marcelino en el Racing de Santander y otra sin él en el Newcastle. De su radar llegan fichajes como el francés Sinama Pongolle, su primer acierto mediático. 

Episodio 1. Infancia, antenas y cintas de vídeo

Con solo 2 años viste su primera camiseta de fútbol, la de Brasil. Es el presagio de una obsesión. Cromos, álbumes, periódicos y revistas son sus primeras fuentes de datos. Pero quiere verlo todo y poder grabarlo, así que convence a sus padres para que instalen cuatro antenas parabólicas, algo que tienen que pelear con la junta de vecinos.    Pablo acumula una gran videoteca y redacta informes exhaustivos. El resultado: un dossier con 100 promesas del fútbol internacional que le vale su primer contrato. Con 18 años, mete un pie en el fútbol profesional.