Oliva va y los 5,20 metros

SER Podcast

En ‘Nadie Sabe Nada’ se hace realidad el reto de lanzar huesos de aceituna lo más lejos posible. Para ello, Andreu Buenafuente y Berto Romero tienen un contrincante de excepción: Raúl Cimas. También se habla de fantasmas, más sueños, nombres de empresas, ecos de escaleras, toallas foniatras y de cómo fueron las primeras vez practicando el esquí

Más episodios

Houston, tenemos una zarigüeya

Venir de público al ‘Nadie Sabe Nada’ y reír es gratis y eso está bien. Lo que no está bien es lo fea que es una zarigüeya. Ni con filtros de Instagram o vistiendo en ‘Planta caballero’ mejora la imagen. Andreu Buenafuente tiene un sueño: aparecer en una orla universitaria. Berto Romero insinúa que puede hacer realidad esa ilusión.

El regreso de Infinito de Córdoba

Andreu Buenafuente estrena gafas… oscuras. Berto Romero hace una buena apreciación: parece un italiano a quien le gusta la gente demasiado joven para la edad que tiene. Y de Italia se habla mucho en este ‘Nadie Sabe Nada’. Por ejemplo, de la Sábana Santa. Un trapo que lo airean cada cierto tiempo para que no pille moho. Y, después de mucho tiempo reaparece Infinito de Córdoba. ¡Qué ilusión!

Aquí te damos un masaje como te enchufamos una lavativa

¿Cómo tenéis la espalda? Si necesitáis un masaje no acudáis ni a Andreu Buenafuente ni a Berto Romero, ven ‘tocamientos’ donde no los hay. Y en este ‘Nadie Sabe Nada’, The Van la banda liderada por un Andreu con bigotillo estrena ‘Recuerdo perfectamente’.